ANÁLISIS

Análisis Assassins Creed Rogue. El adiós a PS3 de una gran saga


Assassins Creed Rogue es el último juego de la saga de asesinos en PS3 (versión que analizamos) y Xbox 360. Han sido muchos años de Assassins en la anterior generación y Ubisoft ha querido que sus usuarios no perdieran la oportunidad de decirle adiós con una última oleada de asesinatos.

Assassins Creed Rogue (ACR a partir de ahora) nos pone en la piel de Shay Cormac, capitán naval perteneciente a la orden de los asesinos. Todo se desarrolla en una época similar en el tiempo a la de Black Flag, mitad del Siglo XVIII, por lo que las batallas navales vuelven a ser una de las protagonistas. Shay se siente orgulloso de pertenecer a la hermandad de los asesinos y se le encomienda la misión de descifrar un manuscrito que, parece, tiene el poder que los templarios pueden usar para apoderarse de muchos territorios. Esto es algo que Shay y los suyos quieren evitar a toda costa y para ello irán a múltiples lugares del mundo con su navío, el Morrigan. Visitaremos Francia (por supuesto París), Nueva York, muchas regiones del Atlántico Norte, Albany, etc. Toda la acción se desarrolla durante la guerra franco-india contra los indígenas americanos y la ambientación está mimada al máximo. Muy buen trabajo que consigue una inmersión muy agradable. Hay estampas de gran belleza, como por ejemplo las regiones del Atlántico Norte en las que disfrutaremos de icebergs, tormentas de nieves y auroras boreales.

Las batallas navales son de lo mejor del juego. Sentirse como un pirata no tiene precio

Las batallas navales son de lo mejor del juego. Sentirse como un pirata no tiene precio

La historia da un giro brusco cuando el capitán Cormac se da cuenta de que lo que los Asesinos buscan no es salvar al mundo (al menos no todos ellos). Después de una experiencia muy traumática y tensa en Lisboa, Shay decide dejar de ayudar a su hermandad y unirse a los Templarios, vuelta de tuerca argumental muy interesante que modifica todos nuestros planes y que nos hace conocer y colaborar con varios personajes que siempre habían sido nuestros enemigos.

ACR tiene el problema principal de que no es Unity. Me explico: Ubisoft ha puesto muchas esperanzas en Unity porque era el primer juego de su saga solo disponible en la nueva generación. Por tanto, el presupuesto dedicado a Unity y a Rogue ha sido claramente dispar. Hay muy buenas intenciones y ciertos momentos visuales muy destacables, como por ejemplo las escenas navales en la zona helada del Atlántico o lo bien conseguida que está el agua mientras navegamos o nadamos. También los tejidos de nuestra ropa y la solidez de texturas de edificios y estructuras estáticas, pero por el contrario hay aspectos poco pulidos que siendo el fin de ciclo de una consola no deberían suceder: la vegetación es muy irreal y al acercarte se pixela al estilo de lo que sucediera en PS2; prácticamente todas las cinemáticas tienen dientes de sierra en las sombras, que parpadean incomprensiblemente; hay un claro problema con cambios de luz, con momentos en los que solo por estar detrás de un edificio la pantalla se oscurece hasta quedar casi negra; y algo que afecta a la jugabilidad: bajadas de frames repentinas cuando estamos peleando con nuestras espadas contra varios rivales, algo que frustra bastante la experiencia en los combates. En sentido global ACR no es un juego feo. Decirlo sería exagerar, pero los puntos ya comentados sí que afean el resultado. Por contra, disfrutamos de batallas tensas, persecuciones muy bien pensadas y una variedad de misiones muy propias de la saga Assassins.

Emplearemos el dinero y piezas que encontremos en arreglar y mejorar el Morrigan. Las batallas finales lo requerirán

Emplearemos el dinero y piezas que encontremos en arreglar y mejorar el Morrigan. Las batallas finales lo requerirán

Como decimos hay momentos muy destacables. Nos han encantado las batallas navales del final de la historia, en las que la dificultad crece exponencialmente y nos costará bastante vencer a ciertos navíos, que tendrán un poder armado y defensa mucho mejores que las nuestras. Es una gozada buscar la estrategia para hundirlos, evitando a la vez icebergs y demás escollos mientras cruzamos una tormenta de nieve que casi no nos dejará ver. Grandísimo trabajo de los guionistas y desarrolladores en estos momentos. Asimismo, las persecuciones en las que tendremos que correr tras enemigos a los que matar son muy gratificantes, siempre apretando el L1 para hacer parkour sin parar. Todos los elementos están colocados para que sigamos una especie de camino prefijado, pero podremos tener algunas en las que iremos por caminos en principio no esperados pero que igualmente nos lleven a nuestro objetivo: matar al malo.

Como ya hemos contado, Shay Cormac tendrá que unirse a los Templarios para acabar con los planes de sus antiguos compañeros. El guion de ACR es sin duda uno de sus mejores puntos a favor. La historia fluye con mucha naturalidad y nos encontraremos con personajes históricos como Benjamin Franklin. La atmósfera que cubre todo recuerda mucho a las películas basadas en este punto temporal y por tanto os encantará recorrer calles y demás zonas. Es una delicia pasear por las calles de París o Nueva York hace dos siglos y medio. La recta final crece en interés y tensión y a medida que nos vamos acercando a nuestro objetivo sentiremos el gran trabajo narrativo que se nos pone delante. El final es poco esperado y abierto, con una dosis muy similar entre acción e historia.

No podemos olvidarnos de otro de los grandes puntos a favor de este y todos los Assasins Creed: su longitud. La historia principal la acabaremos en unas 12-14 horas. Hemos leído en varios medios que se alargaba unas 8-9 horas y queremos desmentirlo totalmente. Es materialmente imposible acabarlo en este tiempo, al menos si queremos ver las cinemáticas y disfrutar lo mínimo de ACR. Otra cosa son los speed run o demás competiciones que se quieran probar, pero como decimos si queréis vivir de manera mínima todo lo que es el modo campaña tendréis que iros a más de 10 horas. Seguro. Una vez acabadas las seis sesiones (cada una de ellas con cuatro misiones, menos la quinta y sexta) tendremos ante nosotros un mundo lleno de misiones secundarias que nos alargarán nuestra experiencia a como mínimo el triple. Algunas son tan divertidas como la ya aparecida en Black Flag de cazar ballenas con nuestro arpón.

Shay se sentirá traicionado y tendrá que cambiar el bando. ¿Hará bien?

Shay se sentirá traicionado y tendrá que cambiar el bando. ¿Hará bien?

La sensación de libertad se consigue en gran parte gracias al parkour, igual que siempre en la saga. Podemos llegar a casi cualquier lugar y así evitar el enfrentamiento directo con los enemigos. El sistema de combate es el de siempre, algo que puede ser criticable o no, pero en su esencia funciona muy bien y es directo. Nosotros pensamos que se podría innovar un poco (o bastante) más y que con el paso del tiempo y con juegos que ponen sobre la mesa propuestas mejores, como es el caso de Shadow of Mordor, empieza a notarse la vejez del método de Assassins Creed. Encima, cuenta en Rogue con el hándicap de tener bajones de frames muy incómodos cuando hay más de un enemigo combatiendo contigo, lo cual ensombrece bastante la diversión y fluidez que recibimos. Un aspecto este seguramente relacionado con o bien las prisas por sacar el juego o bien la preponderancia de Unity.

La música y efectos son algo bastante desapercibido. No tiene errores claros pero tampoco destaca. Sí hay momentos en los que la música está muy bien cuadrada con la acción pero son escasos. Por lo demás es solo una mera acompañante que no luce. Igualmente los efectos de sonido son aceptables pero poco variados y se echa de menos algo más de fuerza. Sin embargo, las voces en español son destacables para bien. Un trabajo profesional muy bien implementado y ecualizado que ambienta a la perfección.

COMENTARIOS FINALES

Assassins Creed Rogue es el adiós de los Asesinos a la pasada generación. Nos gustaría decir que se despide de manera memorable pero sería una falacia. Este Assassins tiene aspectos que recomiendan su compra: es largo, variado, divertido y su historia tiene un gran ritmo, siendo el epílogo lo mejor. La pena es que tiene carencias técnicas que no hacen que sea un gran cierre a la saga: bajadas de frames en combates (el peor momento), y gráficos irregulares. Todo ello empaña el resultado final de un juego que te divertirá durante semanas, incluso meses, y es sin duda de lo mejor que habrá como novedad en PS3 estas navidades.

NOTA: La distribuidora del juego en España nos hizo llegar una copia gratuita para análisis.

assassins-creed-rogue

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s