ANÁLISIS

Análisis Dragon Age: Inquisition PS4. Bioware regresa a lo grande


Existe una creencia que dice que segundas partes nunca fueron buenas y esto se puede aplicar bastante bien a lo que ha sucedido con la saga Dragon Age. Cuando su primera parte salió en 2009 (Dragon Age Origins) todo fueron alabanzas y críticas positivas. Bioware (empresa desarrolladora) había hecho un gran trabajo llevando al género de los RPG a un nuevo escalón. Su mundo inmenso y sus tremendas posibilidades recaudaron opiniones muy positivas y se convirtió en una nueva IP con grandes proyecciones de futuro. Cuando llegó 2011 y Dragon Age II llegó al mercado, las expectativas se hundieron y el juego salió bastante mal parado. Se le achacaba falta de innovación y pérdida de rutinas que hicieron grande a su primera parte. Lejos de rendirse y sucumbir, Bioware ha seguido trabajando desde entonces para hacer caso a los jugadores y ofrecer una secuela digna de llevar el nombre de Dragon Age. Este 2014 llega al mercado Inquisition, la nueva itinerancia de la franquicia que promete devolvernos la ilusión y las horas (o más bien meses) de diversión. ¿Lo ha conseguido Dragon Age Inquisition? Sigue leyendo…

Dragon Age Inquisition (a partir de ahora DAI) nos traslada a un época medieval típica de un RPG para ponernos en la piel del personaje de la raza que queramos elegir: humano, elfo, enano o qunari. Cada uno de ellos como es lógico tiene sus propias características y dentro de ellos podremos elegir entre distintas clases para poder llevar armadura, escudo, dos armas, etc. Una vez hemos elegido al habitante de Thedas que queramos controlar, es hora de personalizarlo y darle la apariencia que mejor nos parezca. Las posibilidades en este sentido son brutales, muy por encima de pseudo-RPG’s como Destiny y bastante mejores que las de Diablo III. Para que os podáis hacer una idea de lo que hablamos, echad un vistazo al siguiente vídeo:

Cuando ya tengamos a nuestro alter ego listo para el combate, empezará nuestra aventura. Básicamente los habitantes de Thedas tienen un gran problema que amenaza la paz y sus vidas directamente. Se ha abierto una serie de brechas en el cielo por las que los llamados demonios están accediendo a Thedas y sembrando el caos en sus distintas regiones. Nuestro personaje (llamado como no puede ser de otra manera Viciadosmasmil) parece tener el poder de cerrar esas brechas. Ni él mismo sabe el motivo, pero es una obviedad que debe ser él (o sea nosotros) el que recorra todo el extenso mundo que se nos abre para poder acabar con esta maldición. Han asesinado a la llamada Divina, hecho que hace que muchas facciones se enfrenten entre sí. Magos contra templarios, humanos contra elfos… En un principio se cree que somos una amenaza y como tal se nos encarcela, pero pronto se verá que nuestra intención es la contraria: ayudar a que el problema acabe. Nos queda por delante un largo camino. La inquisición lleva años sin estar activa, pero viendo la gravedad de la situación, y tras el desacuerdo de algunos de los que más mandan, se llega a la conclusión de que debe volver y luchar para salir victoriosos y salvar a toda la población inocente. Para ello tendremos que conseguir ayuda, sea de una raza u otra. Reclutaremos miembros para que la inquisición sea más fuerte. El añadir a miembros o no dependerá exclusivamente de nuestras decisiones y eso nos da el control absoluto de la historia. Mientras más soldados tengamos más opciones tendremos de vencer, pero también puede que no nos interesen ciertos personajes porque sus características no encajen con nuestra filosofía.

Como todo RPG, en DAI tendremos que ir mejorando a nuestro personaje y hacerlo a nuestra medida. Tendremos que ir ascendiendo de nivel para lo que tendremos que matar enemigos, acabar misiones, llegar a acuerdos, convencer a más seres para que se unan a la inquisición y muchas otras acciones que harán que nuestro XP suba. También necesitaremos lo que llaman “poder”, que son puntos que usaremos para poder acceder a ciertas misiones. Por ejemplo, si una misión muestra que hacen falta 15 puntos de poder pero tenemos 14, no podremos hacerla aún y nos pondremos a hacer otras actividades hasta llegar a 15. Mientras mejoremos más y más a nuestro personaje (elfo pícaro a dos armas en nuestro caso) ganaremos dinero y objetos que nos servirán para ser más competitivos. Todo está genialmente organizado en los distintos menús, en los que podremos ir adquiriendo magias, armas, mejoras de estas, armaduras, pociones, etc. Cada magia que aprendamos (las llaman “técnicas”) la asignaremos al botón del DualShock 4 que queramos. Accedemos a los distintos menús con el botón “options” y se nos abrirá un árbol de menús circular. En un principio, la cantidad de información es abrumadora pero poco a poco iremos cuadrando cada elemento. Aquí lo podéis ver más gráficamente:

La evolución de nuestro personaje es lenta y para pasar de un nivel a otro estaremos horas, algo que muestra la complejidad y duración de DAI. No esperéis llegar a nivel 10 en dos días. Imposible. Por otro lado, este sistema más calmado da una gran satisfacción si eres paciente, porque ves cómo de manera muy realista y coherente tu creación va avanzando. En viciadosmasmil nos ha encantado la propuesta. Hay múltiples misiones para las que en cierto momento no estarás listo, como por ejemplo enfrentarte a una arañas gigantes 5 niveles por encima del tuyo, pero saber que puedes volver después de unas 20-30 horas de juego y enfrentarte a ellas es tremendamente satisfactorio. Has crecido en el universo de Thedas y eres más potente y valiente. RPG en estado puro.

DAI tiene un apartado artístico que deja claro el tiempo y el talento empleado. La extensión de terreno que se abre ante nosotros es gigantesca. Hace falta jugar horas y horas para entender bien a lo que nos referimos. Las variedad de localizaciones y lo amplio de cada una es tan brutal que deja en pañales a la mayoría de juegos presentes este año en el mercado, con la excepción de GTAV. Os mostramos en el siguiente vídeo una pequeña idea de lo que os decimos:

Ante un mundo tan vasto, se podría esperar que la calidad gráfica se viera mermada. Pero nada más lejos de la realidad: Bioware ha hecho un trabajo muy meticuloso y nos ofrece estampas y un acabado general sublime. La distancia de dibujado es amplísima sin nada de popping, algo ya de por sí esperable en la nueva generación pero que algunas compañías no han conseguido. Los reflejos en la ropa, armas y demás partes de nuestro personaje están muy trabajados, especialmente cuando se incluye el agua de la lluvia o de ciénagas. Cuando luchamos, nos hemos quedado con la boca abierta al ver los restos de sangre en las espadas y ropa de nuestro elfo y de los compañeros de batalla. Los efectos al ejecutar magias son igualmente destacables, con luces y partículas que llenan nuestras pantallas de color. La luces en interiores ganan protagonismo y el uso de luces dinámicas para dar realismo son una pasada. Entrar en un castillo oscuro y ver cómo se ambienta todo con la luz que sale de una antorcha colgada en la pared es una experiencia brutal. El clima dinámico, con zonas en las que llueve poco y de repente empieza a diluviar, es un añadido que agradecemos mucho y que da puntos extra al factor vivo del que Bioware ha dotado a todo el juego. Entre toda esta nube de alabanzas también hay un aspecto que no nos ha convencido y que los desarrolladores deben apuntar para mejorar en Dragon Age IV (o como sea que se llamará). Hablamos de las animaciones de los personajes al hacer distintas acciones como subir escaleras, correr o atacar. No son malas pero no llegan al nivel de perfección que sí tiene todo lo demás comentado. Quedan en ocasiones como muy robóticas y poco redondas. Un pequeño punto negro en un mar de puntos blancos.

La jugabilidad de DAI es la que todo jugador de videojuegos serio quiere encontrarse. Un mundo lleno de posibilidades, todas ellas muy bien implementadas que nos ofrecen meses de diversión e inmersión. Podríamos estar días escribiendo sobre las virtudes de este apartado, pero vamos a resaltar lo que pensamos que puede haceros decidir si DAI merece la pena o no.

Ir con otros tres personajes a lo largo de toda nuestra aventura es todo un acierto. Ir solo habría sido mucho más aburrido y repetitivo. Los tres que nos acompañan no están incluidos sin más. Podremos cambiar nuestro equipo en cada campamento para ajustarlo a las batallas que se nos presenten. Será muy importante evolucionar a todos ellos igual que lo hacemos con nosotros mismos, eligiendo las magias que usarán, las armas, armaduras… La implicación de todos ellos en el campo de batalla es imprescindible, porque nos ayudarán a abrir puertas, levantar puentes ante nosotros o acabar con enemigos que solo morirán con las magias de uno de ellos en particular.

La duración de DAI es tanta que no es un juego apto para amantes de los juegos arcade o deportivos, en los que llegas y en unos minutos ya controlas todo perfectamente. Es un juego complejo, denso, para disfrutarlo en fragmentos largos, con calma, queriendo sumergirte en su atmósfera a tope. Si lo haces, no te arrepentirás. La historia principal da para estar con nuestro mando unas 70-80 horas y si queremos explorar todo Thedas y hacer todo lo que se nos propone podremos irnos a las 120-140 horas. Una barbaridad que hace que nos planteemos el porqué hay juegos en el mercado que valen lo mismo y ofrecen 6-10 horas.

Aunque es cierto que guiándonos por los menús podemos hacer las misiones aparentemente principales, la realidad es que una vez que llegas a alguna región se abren tantas opciones que te dejas llevar por las que se supone que son secundarias. Esta simbiosis de misiones principales y secundarias da un sentimiento de vida a DAI que un servidor ha experimentado muy pocas veces. Seguramente a este nivel, ninguna.

Aparte de las misiones en las que seremos protagonistas, en la mesa del consejo saldrán continuamente misiones que derivaremos en otros personajes para que vayan y nos consigan recompensas como dinero, materiales o armas. Una especie de modo-b, que hará que saquemos partido de lo que otros hagan.

En este momento también cabe comentar que en dicha mesa del consejo también se nos abre la posibilidad de conseguir variadas ventajas de rango como mejoras de habilidad del personaje. Por ejemplo, podemos desbloquear nuevas opciones de diálogo al interactuar con el resto de personajes. Es lo que llaman persuasión, que es una de las que nos ha parecido más interesantes entre otras muchas para redondear todo el sistema de desarrollo de nuestro personaje.

La narrativa de DAI cuenta con miles de líneas de texto, algunas más importantes como las cinemáticas en las que los personajes cuentan partes de la historia y otras más superfluas como las cartas que encontramos o la explicación sobre los distintos lugares que conquistamos. Todo ello es parte integral de nuestra evolución hasta el punto de que si leemos textos que encontramos en casas y demás, nuestro XP subirá. Nos parece un gran trabajo que dota al juego de un guion muy completo y denso.

El apartado sonoro también nos ha parecido casi redondo (más adelante pondremos un pero). Los efectos de choques de armas, las magias, los pasos, la gente hablando a nuestro alrededor. Todo nutre de variedad al mundo de DAI. Pero hay partes que destacan por encima, como el eco en interiores o el sonido de pájaros y demás animales que nos han puesto los pelos de punta. Un ejemplo: estás en el desierto y no oyes sino tus pisadas y el viento que levanta la arena, pero llegas a un oasis y de repente todo se aviva con el sonido de aves, agua y de la vegetación rozando entre sí. Como dijimos arriba, hay un pero: el doblaje de voces solo está disponible en inglés, alemán y francés. Entenderíamos que solo estuviera en inglés y a un servidor le parece bien porque los acentos que usan son muy variados y da una buena sensación de estar en distintas regiones, pero desde que está en francés y alemán no acabamos de aceptar que no esté en español. Encima, al haber tanto texto y voces, puede convertirse en un problema para gente que no controle bien el idioma.

El último aspecto del que queremos hablar es del modo online. En él podremos empezar toda una nueva aventura desde cero, eligiendo personaje y evolucionándolo. Se nos da la opción de elegir entre partida rápida o más personalizada, pero la idea es similar. Entras con hasta tres amigos más a hacer misiones de distinta naturaleza en distintos lugares de Thedas. Aunque es una añadido muy interesante y que agrega más duración a un título como ya hemos comentado casi eterno, echamos de menos la opción de poder jugar todo el modo historia con un amigo en modo cooperativo. Una guinda que falta por ponerle a un pastel tan sabroso. Por otro lado, no hemos experimentado ningún problema de lag ni caídas. Buen trabajo por parte de los servidores.

COMENTARIOS FINALES

Existen ciertos momentos en la historia de los videojuegos en los que nos encontramos con una joya. Un juego que nos engancha, que tiene la magia de mantenernos pegados a la pantalla. Juegos trabajados, con un gran talento y dedicación detrás. Títulos largos, variados y que nos transmiten realismo y ganas de seguir superándonos. Videojuegos visualmente muy atractivos pero que también cuentan con una gran jugabilidad. Son los que pasan realmente a la historia. Los que forjan mitos y hacen que se les recuerde siempre. Todo esto es lo que te encontrarás si eres listo y te haces con Dragon Age: Inquisition. Una verdadera explosión de diversión, duración y arte. Si tienes dudas de qué juego debes comprarte para estas navidades (o regalar) si eres un verdadero amante de este arte, aquí se acabaron tus titubeos. Ve corriendo a por la nueva obra de Bioware.

NOTA: La distribuidora del juego en España nos hizo llegar una copia gratuita para análisis.

dragon-age-inquisition

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s