ANÁLISIS

Análisis The Crew PC: el juego que quiso ser un MMO


Muy buenas viciados. Antes de empezar con nuestro análisis hemos de decir que la copia de análisis sobre la que hemos trabajado es en un PC de gama media con un i7 a 2,8 ghz con 14 gb de RAM y andando con una Geforce 670 GTX con 2gb de VRAM. Con todas las opciones gráficas al máximo nos andaba entre 40-45 frames por segundo, lo cual es de agradecer y denota un gran trabajo de los chicos de Ubisoft por optimizar el juego, algo no muy habitual en los tiempos que corren.

Como digo en el título del análisis, este es un juego desarrollado por Ivory Tower y distribuido por Ubisoft cuya primera incursión en los juegos de coches se queda en eso: el intento de combinar un juego de coches con un MMO.

Como bien sabéis, cualquier MMO que se precie debe tener dos cosas: un mundo abierto y una interactividad continua entre los jugadores. The Crew consigue ambas cosas solo a medias.

El modo historia es bastante lineal y dirigido, con muchas misiones secundarias que te vas encontrando de camino a la misión principal. Muchas de ellas solo tienen la utilidad de conseguir XP para ir mejorando el coche y ser cada vez más competitivo en el modo principal. Este es el único aspecto en el que nos recuerda a un MMO, el grindeo o farmeo, que sin duda es necesario en cuanto llegas a algunas fases del juego con poco nivel y resulta imposible ganar una carrera o alguna persecución por falta de prestaciones del coche que conduces.

La personalización es muy importante para hacer que nuestro coche gane carreras

La personalización es muy importante para hacer que nuestro coche gane carreras

Aquí nos hemos de detener, y es para decir que el limitado número de coches del que dispone el juego no hará las delicias de ningún fan de la automoción, así que tampoco en ese sentido tiene ventaja alguna.

En cuanto a la interactividad con los otros jugadores, este es el aspecto del juego que menos nos ha gustado. Los jugadores pueden formar crews o equipos, y está encaminado simplemente a que tus compañeros de equipo consigan los objetivos que tú no te ves capaz de conseguir, invitándolos a correr la prueba de tu modo historia contigo, sin más. Te vas cruzando con otros jugadores mientras vas circulando por alguna de las ciudades que has de visitar y no puedes interactuar con ellos, simplemente los ves pasar.

Dicho esto toca comentar que gráficamente el juego luce bastante espectacular con un entorno bien trabajado y detallado, con ligeros problemas con el antialiasing pero con unas buenas luces dinámicas. Sobre todo en las transiciones de día-noche saca músculo y nos deja estampas brutales. Las texturas lucen bien con suficiente sensación de profundidad, para nada planas y bien trabajadas, aunque sí que notamos cierta generación tardía de algunas, sobre todo cuando andamos con el coche a gran velocidad. Asimismo hay algunos fallos gráficos en relación con el ángulo de la cámara, bastante insoportable y mareante cuando queremos mirar con el stick derecho a nuestro alrededor. Descoloca bastante la sensación de situación del coche con respecto al entorno. También echamos en falta cualquier tipo de efecto climatológico en el juego como lluvia o nieve, lo que sin duda le hubiera dado un toque más especial, principalmente cuando estamos en la costa este y pasamos sobre el río Hudson. Hubiera estado bien ver caer algún copo de nieve. Por el contrario, tiene un efecto muy realista implementado que tiene que ver con las superficies sobre las que pasamos: el coche que conducimos se va impregnando de polvo o barro. Esto le da un sensación de realismo muy acertada. Otro tema que queremos destacar del juego es el sistema de daños en cuanto a arañazos y abolladuras de la chapa, aunque en el momento de una colisión fuerte echamos de menos ver volar trozos y cristales como sería lo normal.

Uno de los puntos fuertes de The Crew: cientos de localizaciones a lo largo de todo Estados Unidos

Uno de los puntos fuertes de The Crew: cientos de localizaciones a lo largo de todo Estados Unidos

No podemos pasar por alto el tema de las físicas de conducción de los coches. Evidentemente no es un juego de coches de simulación, es más un arcade del tipo de Need For Speed o Test Drive, pero después de ver este mismo tema en títulos como Forza Horizon, creemos que podrían haber cuidado algo más este detalle. Los coches resultan a veces imprevisibles en sus reacciones con inercias forzadas sin mucho sentido aunque al final resulta hasta divertido por lo inesperado de sus comportamientos.

Su apartado sonoro no sale mucho mejor parado: hemos acabado con la sensación de que todos suenan igual en cuanto a su motor y en la relación con el entorno además de tener una banda sonora justita con canciones muy repetitivas.

Es un juego divertido las primeras horas y poco a poco se va convirtiendo en monótono y repetitivo, debido a la poca variedad de misiones en el modo historia.

Su aspecto más destacado es su mapa, su enorme mapa, el cual es una recreación a menor escala de Estado Unidos. Si queremos atravesar de costa a costa todo el terreno que nos ofrece tardaremos 1 hora y media aproximadamente. El jugador puede conducir tanto dentro de la carretera como fuera ya que es un mundo abierto. Este es uno de los mejores aspectos del juego. Probablemente sea el juego con el mapeado más grande de la historia de los videojuegos.

El modo historia dura aproximadamente unas 20-25 horas dependiendo de lo hábiles que seamos al volante y por lo tanto de las veces que tengamos que repetir la misiones. En él encarnamos a Alex Taylor, cuyo hermano es asesinado por un piloto de carreras ilegales en connivencia con un agente del FBI, el cual te acusa a ti del asesinato de tu propio hermano, también piloto de dichas carreras. Estando en la cárcel una agente de asuntos internos del FBI te ofrece un trato para atrapar a los dos tipos responsables de todas tus desgracias y, tras aceptar, te infiltra en la red de carreras ilegales llamada “5 10” donde tienes que ganar prestigio y la confianza de sus miembros a base de ganar carreras a lo largo de las grandes ciudades de Estados Unidos, y así conseguir pruebas para inculpar a los que te han metido en todo este problema. Un guion más que manido en otros títulos del género y nada original que nos deja más fríos que el anteriormente mencionado río Hudson un día de enero de cualquier año en la ciudad de Nueva York.

Coches con muchos detalles. El único pero: no hay muchos

Coches con muchos detalles. El único pero: no hay muchos

COMENTARIOS FINALES

The Crew es un juego de carreras arcade, con unos gráficos aceptables aunque sin efectos climáticos, con una jugabilidad que a la larga se vuelve tediosa y repetitiva y con un guion más que quemado en otros títulos del género. Además, si a todo esto le sumamos algunos errores visuales repentinos (eso sí, solucionables con algún parche futuro), una visión periférica mareante y una banda sonora muy floja con efectos de los coches poco cuidados, nos encontramos con un global que decepciona un poco. Aunque también es justo decir que las localizaciones son muy buenas y realistas y que tiene el mundo abierto más grande de la historia de los MMO. Además sienta las bases para una segunda parte pulida y con grandes posibilidades, ya que la idea sí es original y, desarrollándola bien, puede dar muchas alegrías a la compañía que, de momento, quedan en stand by.

NOTA: La distribuidora del juego en España nos hizo llegar una copia gratuita para análisis.

the-crew-pc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s