ANÁLISIS

Análisis Zombie Army Trilogy PS4. La historia alternativa


Muy buenas viciados. Estamos aquí y ahora para traeros un nuevo análisis. Como siempre, con el objetivo de ayudaros a decidir si vale la pena o no hacerse con las últimas novedades que aparecen en el mercado del ocio digital y el videojuego. En este caso os traemos el análisis del juego de Rebellion Studios, Zombie Army Trilogy, desde ahora para nosotros será ZAT, distribuido por la compañía BadLand Games y que ha tenido la deferencia con todos nosotros de hacernos llegar una copia para su análisis.

Lo primero que nos viene a la cabeza justo antes de abrir el blíster del juego son los buenos ratos que pasamos con su papá digital, en este caso el juego Sniper Elite en su segunda entrega, que es en la que se basan dos de los tres capítulos de este ZAT, ya que son los DLC’s (esta vez remasterizados) que ya salieron en su momento. Por tanto, de entrada ya promete como mínimo mucha diversión reventando cabezas con esa kill cam que estábamos deseando que se activara cada vez que apretábamos el gatillo de nuestro rifle francotirador. A su vez, el tercer capítulo que nos presenta el juego es totalmente novedoso y se diferencia de los otros dos en algunos aspectos que detallaremos más adelante.

Pues bien, pasemos a introducir el bluray en nuestra querida PS4 y accedamos a las opciones del juego donde nos encontramos después de las típicas de audio y gráficos, dos modos de juego: campaña y horda.

Después de una breve introducción a la trama en donde vemos a un Adolf Hitler rodeado de sus lugartenientes a punto de asumir una rendición inevitable, de repente toma la decisión de acudir a un plan Z, que no es más que llenar Alemania de soldados zombies producidos en algún experimento. Es su intento desesperado de recuperar el control de la situación. Nada más lejos de la realidad.

Hitler en forma de zombie. Así da incluso más miedo...

Hitler en forma de zombie. Así da incluso más miedo…

Nos encontramos ante un shooter en tercera persona donde podemos agacharnos e incluso ponernos cuerpo a tierra en una especie de modo sigilo. Sin embargo, no tiene nada de sigilo: solo con estar cerca de los “no muertos” ya seremos detectados, estemos tumbados , agachados o incluso detrás de una pared, te van a oler.

En el modo campaña tenemos dos posibilidades: juego individual, que básicamente es un “nosotros solos contra la máquina” y modo cooperativo. Podemos elegir entre 8 personajes, 4 femeninos y 4 masculinos, cada uno con sus particulares historias pero sin ningún tipo de ventaja táctica o diferencias en el armamento, así que hasta aquí sin preocupaciones de a cuál elegir. Este modo de juego se acaba convirtiendo en algo cansino y repetitivo a medio plazo, dado que el nivel de dificultad nos hace tener que hacer varias veces casi todas las misiones para poder encontrar el desarrollo táctico necesario que nos permita acabar con los cientos y cientos de zombies que van apareciendo y que no paran de hacer respawn repetitivamente. Te llega a desesperar, ya que cuando crees que has acabado con todos, no has hecho sino empezar.

Y por otro lado, el modo campaña cooperativo o modo online hasta 4 jugadores que nos da la posibilidad de crear una partida y pasarnos el modo campaña con cuatro amigos. Según nuestro criterio, este modo es el que le da la verdadera esencia al juego y hace que tengamos esa sensación de querer seguir y seguir disfrutando durante horas y horas.

El modo campaña, sin embargo, es bastante lineal en nuestra opinión. Se trata simplemente de ir del punto A al B, despejar la zona y después resistir las oleadas de cientos de zombies, y así sucesivamente sin demasiada variedad en cuanto a los escenarios o tipos de enemigos, lo cual desluce bastante el juego.

Evidentemente esto no resta un ápice a su jugabilidad adrenalinosa y desquiciante por momentos, sobretodo cuando te ves rodeado de cientos de zombies intentando morderte el cuello o clavarte un tenedor en el pecho.

Aquí vamos a hacer un alto en el camino para comentar la crudeza del juego.

Son zombies, por tanto el gore debe ser alto. Sin embargo, para nuestro regocijo, se ha llevado a un extremo brutal, donde podemos ver desde desmembramientos por los impactos de bala, tripas impregnando paredes o sesos esparcidos por las ruinas de los edificios, además de zombies arrastrándose por el suelo partidos por la mitad dejando un reguero de sangre y mordiéndote los tobillos con el único afán de saborear tu sangre caliente y deliciosa. Por no hablar de esa preciosa kill cam que hace las delicias de cualquier estudiante de anatomía patológica de cualquier instituto anatómico forense. Simplemente genial.

Ver el esqueleto de un zombie es una experiencia nueva

Ver el esqueleto de un zombie es una experiencia nueva

Gore en dosis grandes. No apto para todos

Gore en dosis grandes. No apto para todos

Por otro lado, tenemos el Modo Horda que al igual que el modo campaña podemos jugarlo solos o acompañados de 3 amigos más y que se trata simplemente de resistir oleadas de enemigos zombies intentando morderte. A medida que vas eliminando oleadas va subiendo el nivel de dificultad de los enemigos. Un modo también divertido pero igualmente cansino a medio plazo.

Gráficamente el juego se deja ver, aunque no es ninguna maravilla técnica, sobre todo los dos capítulos primeros que son las remasterizaciones. El tercer y novedoso capítulo aumenta algo la calidad de sus texturas, pero no muy por encima de los dos primeros.

La banda sonora ambienta ciertamente muy bien en los primeros compases, aunque a medio plazo le pasa como a la jugabilidad del modo individual: se acaba haciendo algo repetitiva.

Los efectos de sonido sí están bastante mejor implementados con impresionantes quejidos y gritos de los zombies que llegan a ponerte los pelos de punta en ciertos momentos de máxima tensión.

Situaciones agobiantes no faltan

Situaciones agobiantes no faltan

COMENTARIOS FINALES

Zombie Army Trilogy es un juego que se deja jugar, pero no debemos esperar nada más que un “mata-mata” sin más pretensiones que las de hacerte pasar un buen rato en compañía de tus amigos. Aunque gráficamente no hace uso de todas las herramientas de las que se dispone en la actualidad, es sobradamente capaz de hacerte sentir que no estás jugando a una consola de una generación anterior, que ya es mucho. Con unos efectos sonoros muy bien implementados y una banda sonora algo repetitiva, tenemos un título bastante recomendable sobre todo por el ya citado modo cooperativo.

NOTA: la distribuidora del juego en España, BadLand Games, nos hizo llegar una copia del juego para su análisis.

zombie-army-trilogy 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s