ANÁLISIS

Análisis Batman Arkham Knight PS4: adiós desde arriba


Para mí hay un súper héroe que es distinto a los demás. Uno que no cuenta con verdaderos súper poderes genéticos como los de Spiderman o Superman, pero sí con habilidades añadidas en forma de traje y armas. Es capaz de salvar a la humanidad al nivel de los anteriores: Batman. Aprovecha la tecnología para ganar fuerza y destreza. Siempre ha tenido un toque clásico y valiente que me encanta. Rocksteady lleva años traspasando la magia del cómic y el cine al mundo de los videojuegos, y siempre lo ha hecho con gran acierto. La saga tristemente llega a su fin con el juego que hoy nos ocupa: Batman Arkham Knight. El título ha sufrido muchísimos problemas en su versión de PC hasta el punto de que en Steam se ha dejado de vender. Sin embargo, en la versión que nos ocupa (PS4) todo fluye a la perfección aunque lamentamos que los usuarios de PC aún no puedan disfrutar de este Batman Arkham Knight (desde ahora BAK) en condiciones.

En esta última aparición de Batman en consolas (emoticono de lloro), nos plantamos en Gotham con el objetivo de acabar con dos malignos que quieren no solo someter a la ciudad sino a un área mucho más grande con una toxina muy poderosa. Los dos malos son el llamado Caballero de Arkham y El Espantapájaros. Sea como sea, también aparecen el Joker y otros buenos como Catwoman, Robin o Alfred. La historia principal en BAK es larga, dejando un poco en tela de juicio lo que se ha leído en varios medios de que puedes terminarla en unas 12 horas. Quien haga eso, tiene que ser un speedrunner experto porque si no, no le veo lógica. Hablamos de que no cometiendo muchos errores puedes terminarla en unas 17 horas y puede llegar a unas 20. El argumento tiene giros muy bien pensados y que te sorprenderán, aunque, como siempre, no vamos a hacer spoiler de ningún tipo. Una vez acabada la historia principal, o paralelamente a ella, nos esperan una barbaridad de misiones secundarias que se plantean de manera fresca y bien implementada: vamos por rincones de Gotham y nos encontramos con personajes o situaciones que nos ofrecen seguir esa línea argumental. También se plantean cuando recibimos llamadas de Alfred u otros colaboradores. Para que os hagáis una idea, al acabar la historia normal, habremos completado poco más del 40% de todo el juego, así que echad números. Estas misiones secundarias son muy variadas en argumento y nos dan más datos de toda nuestra vida en Gotham. Los usuarios de PS4 cuentan asimismo con un DLC exclusivo y gratuito que podemos disfrutar desde el principio. Se trata de un combate en un ambiente ígneo y apocalíptico. En él nos enfrentaremos al Espantapájaros. Debemos decir que no es un contenido ni muy largo ni muy interesante, pero se agradece que Sony siga consiguiendo contratos exclusivos con tantas compañías. En algunos momentos del juego vamos a poder controlar (aunque solo unos segundos) a Gordon, el comisario que siempre colabora con nosotros. Al que sí vamos a poder disfrutar más es a Robin, ya que hay una sección del juego en la que podremos pelear a dúo. La experiencia nos ha parecido bastante acertada, por el modo cooperativo y porque los ataques y sensaciones al atacar con Batman o con Robin son muy distintas.

Visualmente vamos a describir a BAK como brutal. Ahora explicamos el porqué. La definición de todo lo que vemos es altísima, con unas texturas, reflejos, luces dinámicas, y demás efectos que nos van a sorprender desde el primer momento. En Gotham siempre es de noche y en este BAK siempre llueve, algo que en exteriores podría haber causado bastantes problemas de fps. No es el caso: vemos caer la lluvia continuamente pero la fluidez de frames está muy bien trabajada. Incluso cuando usamos el batmóvil, del que hablaremos más extensamente en breve. Podemos destruir casi todo lo que hay en el escenario: semáforos, paredes, coches, mobiliario urbano… La lista es casi interminable. El mimo puesto a la destrucción de partículas es altísimo y notamos siempre una sensación de realismo que nos deja embobados. Las luces dinámicas que ya comentamos son una delicia. Vamos a flipar cuando observemos los reflejos de la luz de un semáforo o un coche en el suelo mojado, cuando nos deslumbre la luz de obra de un túnel… Hay detalles para aburrir.

El siguiente vídeo contiene spoilers que puede que no quieras desvelar.

Todo este músculo gráfico está muy bien para la galería pero sin una buena dirección artística el producto no sería lo que este BAK sí es, y mucho. Las cinemáticas metidas en el motor del juego agregan una dosis cinematográfica muy acertada y profunda. Nos narran momentos claves de nuestro periplo. En todas ellas hay cámaras automáticas muy bien situadas. Se nota que el juego viene con la firma de Warner aunque sea un estudio distinto el que lo haya realizado. El toque cinéfilo rebosa todo el rato. La profundidad del mapeado es inmensa y al subirnos a los tejados, puentes o demás construcciones siempre vamos a divisar kilómetros a lo largo de Gotham. Hay detalles que marcan la diferencia, como el deterioro de nuestro traje a lo largo de la historia. No es simple: vamos a ir viendo cómo nuestra ropa sufre desperfectos batalla tras batalla. Cuando cogemos nuestro batmóvil en modo remoto la cámara cambia a un modo que nos muestra que no lo controlamos desde dentro, la sensación apocalíptica de Gotham en cierto momento es genial… Y así un larguísimo etcétera de detalles que váis a poder disfrutar continuamente si os decidís a haceros con él. Grúas, conos, agua empozada, lluvia cayendo sobre nosotros, tambaleo de nuestra capa… Una locura.

El control y la jugabilidad de BAK también merecen mención aparte. Vamos a tener muchas habilidades como no podría ser de otro modo. Desde un principio podremos hacer ciertas cosas, que irán mejorándose con los típicos puntos de habilidad que conseguiremos al completar misiones y demás cosas. A medida que los gastemos seremos más fuertes, más defensivos, más rápidos, etc. Y lo mismo pasará con nuestro batmóvil. Primera vez en la que se incluye su presencia. Y nos ha parecido todo un acierto. Va a hacernos tener combates contra tanques y helicópteros que irán creciendo en dificultad y que nos darán muchas satisfacciones. También puede romper zonas, servir de ascensor, etc. Es un perfecto compañero de batalla en un lugar tan desolado y peligroso. Con la batala vamos a añadirle mejoras que nos harán mucho más eficientes en los combates. Hemos leído que su uso parece metido con calzador y no estamos en absoluto de acuerdo. Cumple una función muy relevante y, lo que es más importante, nos hace pasar ratos muy entretenidos. Al principio su control se nos hace algo complejo, pero es solo cuestión de unos minutos. Cuando lo maejas bien, reacciona a la perfección y es una delicia llevarlo. Notas su peso, agilidad y poder. Los combates cuerpo a cuerpo evolucionan muy positivamente y lo que nos pareció en principio una rutina algo repetitiva y predecible se convirtió, principalmente después del primer tercio de la historia, en una dinámica de combate variada, adictiva y predictiva. Enfrentarte a 20 enemigos desarmados solo con tus puños, gestionar a quién golpear primero, esquivar, hacer los combos que te salen en pantalla y acabar con todos da un subidón tremendo. Cuando los rivales van armados, podremos usar nuestras habilidades para ganarles terreno: por ejemplo, bloqueando sus armas, haciéndoles pensar que su jefe les está diciendo que hagan algo, sorprendiéndolos desde debajo de una rejilla, etc. De nuevo, genial. Cada combate debe ser terminado con solo una barra de vida, así que tendremos siempre que gestionar lo que hagamos para no acabar tumbados en el suelo. De todo lo dicho, es fácilmente deducible que la curva de aprendizaje está muy bien pensada y gestionada.

El siguiente vídeo contiene spoilers que puede que no quieras desvelar.

El apartado sonoro no podía quedarse atrás. BAK cuenta con un doblaje magistral, muy en la línea de lo que la industria ha ido ofreciendo en los últimos tiempos con grandes trabajos como el de Bloodborne o The Order. Actores profesionales muestran su talento y buen hacer para transmitirnos muchos sentimientos. Los efectos de sonido son igualmente potentes y la banda sonora genera tensión y acción cuando debe.

COMENTARIOS FINALES

Batman Arkham Knight simboliza el final de Batman en consolas y cierra una saga de mucho éxito. Lo hace llevando la marca a la cumbre. BAK es un juego dinámico, adictivo, precioso, artístico y largo.Siempre hay algo interesante que hacer en BAK y ese ritmo es otro de los grandes valores que Rocksteady ha logrado. Poco más se puede pedir de una obra que es mucho más que un juego de súper héroes. Combate intenso y divertido, mundo amplio y lleno de detalle. Sus personajes tienen una gran personalidad aunque no llegan al punto de obras maestras como The Last of Us of GTA V, así como tampoco llega el guion. Aquí hay juego para muchas horas y diversión continua. Bravo Rocksteady, echaremos de menos tu talento al plasmar a mi héroe preferido en un videojuego.

NOTA: la distribuidora del juego en España, Warner, nos hizo llegar un código de descarga PSN para su análisis.

 batman-arkham-knight

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s