ANÁLISIS

Análisis God of War 3 Remasterizado PS4: Kratos vuelve


God of War fue una de las grandes franquicias de Sony durante las dos últimas generaciones de consolas. Santa Monica Studio, desarrolladora de todos ellos, sacó cuatro partes, dos en PS2 y dos en PS3, que todos recordamos como una de las grandes sagas en la historia de los videojuegos en general. Después de su paso por dos generaciones anteriores, ahora llega a PS4 la remasterización de la tercera parte, God of War 3, con motivo del décimo aniversario de la salida del primero de los títulos. God of War 3 se nos presenta en esta forma remasterizada a un precio de 34,99€, la mitad de los que suele costar una novedad en la Store de Sony. Este precio, por debajo de las remasterizaciones que han salido últimamente, lo sitúa como una opción interesante tanto para los jugadores que lo han podido disfrutar, como para los que nunca han podido adentrarse en el mundo mitológico de God of War. Si es suficiente para uno u otro jugador es algo que desvelaremos en este análisis.

El protagonista del juego, como mucho sabrán, es Kratos, un semi-dios al que se le considera el Dios de la Guerra. De ahí su nombre en inglés. Después de ser traicionado por parte de varios dioses, Kratos tiene como único objetivo el matar a Zeus, dios del Olimpo Griego y causante de muchos de sus enfados. Antes de llegar a él y poder acabar con un Dios, nada menos, tendremos que ir matando a todos los dioses previos que se encuentran en el Olimpo, muy al estilo de lo que sucedía en la saga Kill Bill de Quentin Tarantino, antes de que Uma Thurman acabara con Bill. Kratos, como hemos dicho, es un semi-dios, por tanto sus poderes no son tan grandes como los de uno real, pero sí tiene la suficiente rabia, ansiedad y ánimo de venganza como para ser capaz de enfrentarse a los verdaderos moradores del Olimpo.

God of War es una muy buena oportunidad para todos aquellos que hayan olvidado aspectos de la mitología griega y romana dados en el instituto o simplemente para aquellos que no tenían idea alguna y ahora puedan ampliar su cultura en todo lo referente a esta área del conocimiento.

Iremos adquiriendo distintas habilidades y armas que podrán evolucionarse durante nuestro periplo. Tiene ciertos toques de RPG en este sentido, pero muy suaves. No importa. No le hace falta más a un hack and slash tan intenso y directo. Estaremos continuamente recibiendo orbes de distintos colores. Los rojos nos servirán para mejorar nuestra experiencia. Experiencia que intercambiaremos por mejoras en las armas. Los azules nos permitirán hacer magias y los verdes nos rellenarán vida. Asimismo la cantidad de vida y magia que podamos tener va a ir aumentando gracias a los tesoros que descubriremos poco a poco.

God of War 3 Remasterizado no incluye ningún tipo de extra en el desarrollo de la historia. Se limita a ser una mejora solo en el aspecto visual. Vamos a disfrutar de la misma historia larga, tensa y directa que pudimos vivir hace unos años en nuestras PS3. Para algunos esto será un hándicap, ya que no encontrarán motivos argumentales novedosos por los que adquirirlo. Por ello, God of War 3 Remasterizado puede ser mucho más recomendable para usuarios que no lo hayan jugado aún.

La jugabilidad es realmente buena, siendo uno de los mejores hack and slash que ha habido hasta el momento. Si te gusta este tipo de género, estás ante un imprescindible ya que la manera en la que se plantean los controles, ataque, defensa y ritmo de combate tienen poco rival. Las luchas contra los Dioses son largas, duras, intensas y muy bien pensadas, dejando siempre una sensación de satisfacción muy elevada. La curva de aprendizaje está muy bien pensada, aunque los dos primeros enfrentamientos se nos harán bastante duros. Acabarás todos los combates, y no solo los que son contra los Dioses, con los brazos, antebrazos y manos bastante cansados. Justo lo que necesita un buen juego de este género. Dentro de todo esto hay algo que, si bien en PS3 pudimos considerar normal, ahora, con la evolución propia de tantos años, no nos parece tan aceptable: el uso de la cámara automática que Santa Mónica Studio pone ante nosotros. Al principio puede parecer cómodo el no tener que manejar el ángulo, pero llegan pronto momentos en los que el no ser capaces de ver adónde nos dirigimos o qué tenemos a un lado, detrás o delante se hace muy incómodo. Sin necesidad, porque podría haberse añadido una cámara libre. El stick derecho, por tanto, queda totalmente inutilizado. Una pena.

Entre tanto enfrentamiento, cabreo y muertes (hay escenas de bastante crudeza, por eso se ha calificado +18) también hay sitio para pensar y nos alegra volver a desquiciarnos con los puzles que se nos ponen sobre la mesa. Algunos de ellos fáciles, pero unos pocos nos tendrán enganchados más de un rato intentando resolverlos.

Técnicamente es donde más hay que comentar, ya que esta remasterización se basa en ese apartado. Queremos empezar diciendo que no estamos frente a algo con tanto mimo como lo mostrado en GTA V o The Last of Us. Naughty Dog y Rockstar han mostrado mucho más esfuerzo. Lo dicho no significa, ni mucho menos, que God of War no tenga mejoras visuales. Las tiene, pero limitadas. Por ejemplo, todas las cinemáticas que forman parte del motor del juego se mantienen igual, lo cual es algo que lamentar porque la potencia gráfica de PS4 podría habernos mostrado unas escenas muchísimo más definidas y vistosas. Donde sí se ha mejorado es en todos los efectos de iluminación, agua y texturas en el propio gameplay. Principalmente en la iluminación y partículas en los ataques. Las texturas, si bien han sido remodeladas, no muestran un acabado todo lo sublime que podríamos esperar. Como punto también positivo, el juego se mueve a 60fps estables y 1080p. Por lo comentado, podrás entender que ha habido un lavado de cara interesante pero no intenso. Cierto es que God of War ya era un juego muy vistoso en la generación anterior, pero también lo eran The Last of Us y GTA V y se hizo un trabajo mucho más meticuloso.

En cuanto al apartado sonoro, la música tiene momentos continuamente épicos y las composiciones son de un nivel muy alto. El doblaje al español es pasable pero la voz de Kratos tiene mucha más potencia, intensidad y sentimiento en la versión inglesa.

COMENTARIOS FINALES

God of War 3 Remasterizado se nos presenta en PS4 con mejoras visuales interesantes que no llegan al nivel de otros Remastered pero que ponen en nuestras pantallas Full HD un espectáculo visual valorable. Podría haberse mejorado la dichosa cámara automática, añadiendo una cámara libre que nos habría ofrecido una jugabilidad mucho más ajustada a la nueva generación. Si te estás preguntando si debes comprarlo o no, es mucho más recomendable si no lo jugaste en PS3. Es cierto que sale a un precio llamativo de 34,99€ pero no añade las suficientes novedades como para comprarlo en PS4. A no ser que puedas vender el de PS3 y reduzcas incluso más su precio. Sea como sea, es una comprar siempre interesante y barata para pasar un verano en la Edad Antigua con luchas que te hagan sudar.

NOTA: la distribuidora del juego en España, Sony, nos hizo llegar una copia para su análisis.

 god-of-war-3-remasterizado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s