ANÁLISIS

Análisis Assassins Creed Syndicate PS4 | ¿Evolución o involución?


Muy buenas viciados. Estamos aquí y ahora para analizar esta octava entrega de la saga de nuestros queridos asesinos, en este caso llamada Syndicate y a partir de ahora para nosotros ACS,  en su eterna e intemporal lucha contra la orden de los templarios para evitar que dominen a su antojo el mundo conocido.

Vamos a intentar ver y analizar esta entrega inevitablemente comparándola con las anteriores entregas y sobre todo con la última AC Unity, aunque precisamente con esta no será difícil que la supere debido a la cantidad de fallos y bugs que traía el título. Pues bien estamos hablando de una saga que ha pasado a convertirse irremediablemente en anual, y que en varias entregas de la saga ha hecho que los chicos de Ubisoft  hayan puesto en el mercado productos inacabados o poco pulidos como en el caso de Unity o AC III. Esto ha hecho que los fans de la saga se hayan ido desencantando poco a poco y hayan dejado de confiar en la franquicia.

Está claro que hemos pasado desde el sublime AC II con el insuperable Ezio Auditore y su amigo Leonado da Vinci con sus ingenios puestos al servicio de la causa, a forzar situaciones históricas y personajes metidos con calzador y sin ningún protagonismo argumental con el único fin de poner en el mercado cada año un juego nuevo de la saga valorando únicamente el explotar comercialmente el tirón que tiene la franquicia y desoyendo la voz de los usuarios y fans que suplican algo más de tiempo de desarrollo para cada título y recuperar la magia que ha hecho a la hermandad de asesinos un referente en el mundo del videojuego. En definitiva, menos juegos anuales para tener más tiempo para pulirlos y desarrollarlos antes de sacarlos a la arena del gamer creed. Vamos a valorar si con este ACS han conseguido dar la vuelta a este calcetín y darnos a los fans lo que necesitamos de esta franquicia para seguir adorándola como sin duda se merece.

Aquí tenéis nuestro vídeo de primeras impresiones:

De entrada este ACS sorprende por su ambientación, realmente nos hace sentir que estamos en el Londres de finales del siglo XIX alrededor de 1868, con sus calles decrépitas, rodeadas de miseria y desesperación donde la explotación laboral era la seña de identidad de la sociedad, con niños maltratados y más que trabajadores había esclavos laborales, con patrones despiadados y sin escrúpulos donde lo más importante era cómo se desarrollaban los incesantes avances tecnológicos.

Entre todo este caos aparecen nuestros protagonistas, los gemelos Frye: Eve y Jacob Frye, con inquietudes muy diferentes sobre cómo cambiar lo que veían y no les gustaba de la sociedad donde les había tocado vivir. En primer lugar nos encontramos a Eve, obsesionada con el Fruto del Edén y su localización, un personaje más encauzado hacia el sigilo que su hermano Jacob, más preocupado por lo inmediato, por desmantelar la dictadura del patrón vistiéndolo como caballeros templarios y obsesionado con su extinción. Jacob, a diferencia de su hermana gemela, está más pensado para la acción directa, con misiones de asesinato y recuperación del poder de la hermandad. Ambos personajes son controlables e intercambiables en cualquier momento de nuestra experiencia tan solo con salir al menú de opciones y apretar el botón R3. Aquí, sin embargo, encontramos la primera carencia del juego, ya que cada vez que cambiemos de personaje y debido a que cada uno tiene su propio árbol de habilidades, debemos no olvidar asignar los puntos a cada uno de ellos. Los arboles son idénticos y el desarrollo de cada uno de ellos también, casi no diferenciando entre habilidades de sigilo o acción y por si no fuera poco puedes pasarte el juego completo con solo uno de ellos sin ningún problema, no influye en la acción de la misión principal cuál es el estilo del jugador ni siquiera te ves forzado a intercambiarlos (excepto en algunas misiones obligatorias sobre todo del tutorial) lo cual le daría un toque especial a esta entrega y pensamos que este aspecto está muy poco explotado por parte de los desarrolladores.

Pasemos ahora a analizar el apartado técnico: gráficamente este ACS es aceptable, sobre todo si pensamos en el anterior título de la saga, Unity, donde el motor grafico usado, el AnvilNext, no estuvo ni mucho menos a la altura, ante todo por lo que limitaba la jugabilidad. En este caso se ha intentado recortar algo el aspecto gráfico para darle más estabilidad a todo en general, con un framerate estable, utilizando trucos muy bien implementados como la niebla o la contaminación para recortar la distancia de dibujado dando la sensación de inmersión en la historia. Aunque en combates con poca distancia se nota algo de inestabilidad, no es nada comparable a su antecesor donde podíamos ver personajes volando o incrustados en las paredes, también es cierto que en este ACS la lluvia es un mero jarro cayendo delante sin golpear en el suelo y los charcos carecen de ningún tipo de físicas. En general podemos decir que estamos ante un título de nueva generación.

Aquí no resultan tan exagerados los bugs, aunque seguimos encontrando enemigos que de repente desaparecen u objetivos que se bugean y no dejan completar las misiones obligando a repetirlas o cadáveres enganchados en las paredes e incluso llamas en el aire como si fueran el Espíritu Santo. En fin, cosas propias de un juego inacabado y sacado al mercado con prisas.

En este punto nos vamos a detener a hablar sobre su magnífica banda sonora y comentarla. De la mano de Austin Wintory y tras su espectacular trabajo en The Order 1886, aquí acaba de convertirse en clásico, cambiando los pianos y percusiones digitales típicas en la saga, por instrumentos orquestales mezclándolos con la maravillosa voz de Holly Sedillos. Austin alcanza la perfección en esta banda sonora. Los efectos de acción ambientan muy bien el Londres decrépito de esa época con los carruajes y máquinas de vapor marcando el ambiente. El doblaje no está nada mal, sin duda uno de los mejores de la saga, aunque en la medida de lo posible siempre es recomendable jugarlo en su versión original y más en este título donde apreciaremos los diferentes acentos londinenses como por ejemplo la jerga y dejes de los bajos fondos del East End de Londres.

En cuanto a la jugabilidad nos encontramos un intento fallido de darle a este título algunos toques de rol con su árbol de habilidades y armas y armaduras con la posibilidad de mejorar, aunque al final se queda en nada porque acabamos siempre llevando aquellas que nos hacen hacer más daño o nos dan mayor defensa a los ataques y no las que por ejemplo nos mejoran el sigilo ya que al final los enemigos no tienen ningún patrón fiable. Esto es debido a ciertos bugs que hacen que igual te ven a mucha distancia o ni siquiera te oyen cuando pasas justo por detrás de ellos. En cuanto al combate, se ha mejorado algo teniendo que usar algunas secuencias y combinación de botones para finalizar con los enemigos de distintas formas especiales, aunque creemos que sigue siendo algo repetitivo y con mecánicas bastante robóticas, notando algo de mejoría en la IA de los enemigos que no esperan hasta que acabas con su compañero como en otros títulos, sino que intervienen en la acción de forma más realista.

Como novedad de este título disponemos desde el primer momento de un gancho-tirolina a modo del mejor Batman, sin duda necesario en un Londres que según qué zonas sería imposible saltar de edificio en edificio, pero que en nuestra opinión le quita toda la gracia que tiene desde el primer título de la saga el tema del parkour y que hacía a este título especial. Se lo carga directamente.

Por otra parte, como ya vimos en Unity, tenemos los micropagos en forma de créditos Helix que sirven para comprar libras del juego que a su vez nos sirven para adquirir armas, armaduras, mejoras de banda y personaje e incluso potenciadores de experiencia para mejorar las habilidades de nuestros protagonistas, aunque no son necesarios para mejorar nuestra experiencia de juego. Si no los adquirimos siempre andaremos unos dos o tres niveles por debajo de los enemigos que nos vamos encontrando en las nuevas zonas, siendo necesario el farmeo en misiones secundarias, lo cual tampoco está mal.

Queremos comentar en este momento que también como es típico en la saga nos vamos encontrando a personajes reales históricos, en este caso tendremos a Charles Darwin o Karl Marx, siendo el señor Graham Bell en más influyente en el desarrollo de la historia ya que hace las veces de nuestro particular Leonardo Da Vinci, desarrollándonos nuestras armas con artilugios especiales, mencionando también a Jack el Destripador que será el protagonista secundario de uno de los primeros DLCs.

La trama del juego está basada en la lucha de bandas además del argumento principal donde deberemos conquistar territorios con Jacob y sus Rooks y arrebatárselos a los Bligthers, una banda afín a los templarios debiendo realizar varias acciones para dominar los territorios. Dichas misiones son cazarrecompensas, cuartel de banda, liberación de niños explotados y caza de templarios.

En el momento en el que consigamos nuestros objetivos, se desbloquea la misión final que consiste en eliminar al Jefazo y conquistar definitivamente el territorio. La verdad es que al principio tiene su encanto aunque al cabo de unas horas se convierte en algo repetitivo y monótono, y solo nos quedará la motivación de avanzar en la historia o conseguir recursos para el crafteo y mejora de nuestros objetos, armas o armaduras.

Además tenemos que tener en cuenta que por mucho que nos aburra tenemos que conquistar como mínimo tres territorios para desbloquear la secuencia final del juego y poder ver los créditos finales, o sea pasarnos el juego.

También debemos comentar que disponemos de un 30% más de mapeado que el París de Arno, lo cual es de agradecer, y que además teniendo en cuenta que a pesar de las defectuosas físicas de los carruajes, podemos disponer de ellos para recorrer toda la ciudad en menos de 7 minutos de punta a punta, algo que le da un toque especial al título.

No busquéis en el menú de opciones el modo multijugador, que no existe, que lo más cerca que vais a estar es comprando créditos Helix. Según los chicos de Ubisoft es debido a la intención de querer mejorar las experiencia del modo campaña, lo cual nos lleva a la siguiente reflexión… ¿Y por qué no mejorar la experiencia en ambos modos?

COMENTARIOS FINALES

Este Assassins Creed Syndicate es más de lo mismo a nivel jugable, lo cual no quiere decir que esté mal ni mucho menos, con una campaña larga con más de 20 horas aunque algo repetitiva, un mapeado un tercio más grande y unas muy buenas soluciones estéticas para disimular y mejorar las caídas del framerate. Una ambientación muy bien conseguida, disponiendo de una genial banda sonora y unos efectos a la altura de la franquicia. Un buen intento de darle un aire fresco con el tema del intercambio entre personajes aunque se queda en eso, en el intento. Un guion bastante por debajo de otras entregas y con bastantes bugs todavía, sin duda por la falta de tiempo en su desarrollo. Nos deja una sensación de quiero y no puedo algo desesperante.

NOTA: la distribuidora del juego en España nos hizo llegar una copia para su análisis.

assassins-creed-syndicate

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s