ANÁLISIS

Análisis Rocket League Collector’s Edition (PS4): fútbol loco


Muy buenas viciados. El año pasado los usuarios de PS4 y PC empezaron a disfrutar de un título fresco que se recibió con mucha intensidad y ganas de hacer el loco. Rocket League se estrenaba de manera gratuita en la PS Store durante el mes de julio de 2015 y durante este último año ha demostrado su carácter adictivo. Hay millones de usuarios activos en todo el mundo y el juego forma parte de torneos tan importantes como la PlayStation League.

Ahora llega en formato físico y con el calificativo de Edición Coleccionista. Esto quiere decir que incluye 4 coches nuevos además de contenido de los DLC’s que han salido ya. Hablamos de Supersonic Fury, Revenge of the Battle-Cars y Chaos Run.  Se puede conseguir por un precio recomendado de 20€ y también incluye una litografía exclusiva dentro de la caja.

Rocket League es un juego para todo el mundo. Lo que queremos decir es que no hace falta ser un experto para pasar un muy buen rato, pero si quieres destacar puedes llegar a ser un verdadero crack y formar parte de los múltiples torneos que hay en todo el mundo. Para ello, debes ir al modo “competitivo” porque si vas al normal te aburrirás. Nosotros, que pertenecemos a los mancos que jugamos en modo normal, nos lo hemos pasado muy pero que muy bien jugando con amigos y disfrutando de lo locas que son las partidas. Siempre hay momentos inesperados y delirantes. Como comentamos, la diversión aumenta mucho cuando tienes amigos por el chat de voz y puedes ir comentando con ellos todo lo que sucede.

Visualmente Rocket League Collector’s Edition es un título bastante cumplidor, con una presencia muy sólida, colorida y espectacular. Todo fluye a la perfección. Es cierto que los efectos se sonido quedan un poco en un segundo plano y que echamos de menos un poco más de violencia y rotundidad en ellos. Hay cánticos, choques, efectos de sonido al usar turbos y demás, pero todo es un poco light.

El juego cuenta con muchas opciones de personalización, que van desde el coche, a las llantas, las banderas, los colores, el efecto al usar turbos, etc. Muchas posibilidades que se amplían con los 3 DLC que incluye y que hemos nombrado más arriba. Todo esto está perfecto si pensamos en el aspecto visual. El problema radica en que no hay más que un cambio de aspecto: nada mejora el rendimiento de nuestros coches. Todos se comportan de igual manera elijas el que elijas y le pongas lo que le pongas. Una pena porque con tanta inventiva por parte de los diseñadores, habría estado genial si hubiera un árbol de progresión que te diera acceso a mejoras que hicieran que las partidas fueran más dispares y que tus horas de juego contaran más. No deja de ser verdad que el juego tiene un carácter loco que busca la inmediatez pero sigue siendo cierto que a medio plazo, salvo que quieras ser un pro, lo acabas dejando de lado entre otras cosas por lo que comentamos.

La relación calidad-precio nos parece bastante acertada. 20€ por las horas que ofrece de diversión están más que justificados y tenerlo físico y con toques de coleccionista como la litografía que incluye, no está nada mal.

En todo lo que lo hemos jugado nunca hemos tenido ningún problema de lag ni nada parecido. Hay gente de sobra para buscar partidas y se te permite elegir con qué regiones quieres competir. Todo presentado de manera fácil y útil.

En cuanto a los modos de juego, tal y como hemos dicho antes contamos con las partidas normales y las competitivas. Se nos deja entrenar aparte y también personalizar bastantes aspectos como el número de jugadores, la arena o si queremos jugar en un campo “normal” o hacerlo en una pista de hielo o baloncesto. También podemos jugar como si fuera hockey sobre hielo y en vez de usar un balón, darle golpes a un puck.

COMENTARIOS FINALES

Rocket League Collector’s Edition llega un año después de que su versión digital lo hiciera en PS4 y PC (en One lo hizo el pasado febrero). Incluye 3 DLC y 4 vehículos, algo que creemos que justifica los 20€ que tiene como PVP. Es un título desenfadado, directo, adictivo, activo, loco, para disfrutar con amigos y pasar muy buenos ratos. Si lo compras, ten por seguro que echarás unas buenas risas. Su mayor problema es la nula presencia de mejoras en vehículos y su apartado sonoro discreto. Visualmente es muy atractivo y todo lo técnico raya a buen nivel (incluido el online, básico en un juego de este tipo). Psyonix exprime una fórmula que ya tiene un año y bajo nuestro punto de vista lo hace una manera regular tirando a buena. Está claro que si ya lo tienes no merece la pena hacerse con él pero si no es así, los buenos momentos están asegurados.

rocket-league-collector's-edition

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s